Menú

Terricabras Filosofia

Divagamos dentro de la filosofía.

La filosofía y el sexo: una estrecha relación

sexo y filosofia

El sexo es el sentimiento por naturaleza que mueve al ser humano, pero que ha demostrado ser un tema elusivo para la filosofía y es algo desconcertante, cuando no podrían estar más unidos, y algunos expertos dicen que viene de antaño, cuando los maestros no querían mezclar su vida sexual con sus pensamientos, sin embargo los filósofos de hoy día han abierto sus mentes y hablan de cualquier tema.

Sexo, una palabra tan cotidiana y tan simple, pero algo profundamente complejo. Sin embargo como tema filosófico, este tema nunca ha conseguido despertar un interés constante y firme con el paso del tiempo, y es por eso que algunos pensadores actuales piden que volvamos a reflexionar en el sexo y en el porno, una forma muy sana de dar placer a nuestra mente y a nuestro cuerpo, y dejar de verlo como un tabú para que se acepte en sociedad.

Los filósofos como tal generalmente no suelen incluir su vida sexual en sus escritos, como si fuera algo que no existiera y que simplemente no se nombra y nada más lejos de la realidad pues creo que es la base de todas las relaciones sentimentales que nos podemos encontrar en nuestros días, y a veces pueden venir bien pararse un poco y meditar acerca de la cuestión.

Realmente no sabemos que es el sexo, ni que sucede cuando tenemos relaciones sexuales. El sexo rompe nuestras seguridades, nuestras determinaciones y nos vuelve inestables, y ahí es donde está la mayor excitación posible.

Si al pensamiento filosófico le cuesta trabajo precisar la naturaleza del deseo, quizás debamos poner nuestro enfoque sobre la esencia del placer, la expresión de la alegría sexual en lugar de buscar una verdad esencial que lo explique todo.

En estos tiempos tan convulsos, donde se mantienen muchas más relaciones que en tiempos pasados,  es fundamental reflexionar sobre el mismo. El mundo que nos espera es emocionante y desestabilizador.

¿Qué es el sexo? ¿Por qué se quieren las personas? A veces las preguntas más simples llevan a las respuestas más complejas sin lugar a dudas.

Deja un comentario